René: El anhelo de volver a ser uno mismo

El ex integrante del grupo de música urbana Calle 13, René Pérez Joglar, más conocido como Residente, lanzó en las últimas horas una nueva canción titulada, René.

Un tema cargado de sentimientos, que se traducen en una suerte de monólogo íntimo, donde Residente nos habla de los malos momentos que vivió a lo largo de su carrera musical, las dificultades de balancear su imagen pública de artista con los desequilibrios emocionales y la depresión con la que lidiaba en privado.

La muerte a temprana edad de sus amigos de infancia y adolescencia debido a la inseguridad que reinaba en su natal Trujillo; la imprudencia de sus acciones y declaraciones en sus primeros años de carrera que le causaron unos cuatro años de censura en las radios de su país… Lo sucio de la industria musical y cómo lo fue consumiendo con el correr del tiempo.

Los momentos y lugares oscuros a los que la depresión lo llevó cuando atravesaba el proceso de divorcio. Como a pesar de salir cada noche a cantar ante estadios repletos, se sentía vacío. Todo esto nos cuenta René Pérez en los poco más de siete minutos y medio que dura la canción.

Residente refleja con esto una realidad no solo de los artistas, sino de las personas en general, pues es algo por lo que cualquiera puede pasar. Llegar al punto en el que conseguiste todo aquello que en un momento de tu vida deseabas, todo lo que soñabas y aún así sentirte vacío, incompleto, desencantado.

La realidad es que creemos que nuestros sueños —en un ideal— nos traeran felicidad, pero eso no siempre ocurre. Me atrevería a decir que es mayor la cantidad de ocasiones en la que conseguir tus metas y sueños acaba por no llenarte, que las veces en las que te hacen realmente feliz.

Pérez también habla del anhelo de volver, de regresar el tiempo a aquella etapa de su vida en la que podía vivir despreocupadamente, esa infancia y esa adolescencia en la que a pesar de las dificultades y de no contar con lujos ni muchas comodidades, hallaba la felicidad en la tranquilidad, la familia y los amigos.

Y creo que todos consideramos eso en algún momento, puede que muchos estemos actualmente en una situación mejor en cuanto a lo económico, las comodidades y oportunidades que se nos presentan, pero por dentro anhelamos la chance de volver atrás, a cuando todo era más fácil en nuestra percepción de la realidad, cuando no teníamos responsabilidades, cuando no había preocupaciones, cuando eramos nosotros mismos.

Y es precisamente eso lo que busca transmitir René, las ansias de volver a ser uno mismo, de poder dejar atrás la realidad de esta figura, de esta personalidad llamada Residente, sobreponerse de todas las tormentas vividas, volver a confiar en la felicidad. Volver a ser René.

Muchas veces tenemos la idea de que las grandes figuras, tanto musicales como del cine, la televisión, el deporte y demás, son gente sin preocupaciones, con la vida resuelta y que deberían ser felices. No nos parece concebible la idea de que personas con fama y dinero, haciendo lo que les gusta y apasiona, puedan ser infelices o caer en depresión.

Cometemos el error de compararnos con ellos y decir que si sufrieran las dificultades que nosotros sufrimos, recién ahí sería justificable que se sientan deprimidos e incompletos, que siendo quienes son no tienen derecho a sentirse de esa manera, debido a que son individuos «privilegiados».

Todo esto es un error constante que cometemos, pues debemos entender que la realidad de todos es distinta, desde la posición que cada persona ocupa debe lidiar con los devenires propios de la misma y de su experiencia. No por tener fama y dinero dejas de sentirte infeliz, no por ser exitoso quiere decir que no te puedas sentir incompleto, que no puedas estar triste o decepcionado.

Normalmente quienes piensan esto hablan desde el resentimiento, la amargura y la envidia de no haber conseguido nada en comparación con estas figuras pero de vuelta, debemos comprender que la realidad de cada individuo es completamente diferente a la de otros, las comparaciones no solo son odiosas, son tóxicas y poco saludables.